lunes, 22 de noviembre de 2010

ACOSO TEXTUAL

La poesía es un arma que retumba en los andenes”, dice un verso que leí hace tiempo. Las palabras, cuando son las exactas, pueden colarse a través de nuestra piel y habitarnos mucho tiempo, a veces para siempre.

Una palabra pronunciada con el tono, la cadencia y respiración precisa que necesita el que la escucha puede generar una explosión incontenible.

Vivimos en un mundo de palabras que crean y destruyen lo que conocemos o estamos por conocer. Las palabras nos unen o nos separan de los nuestros (o los ajenos), las palabras vierten en nosotros la posibilidad de transfigurarnos, de afirmarnos presentes para el otro.


Creo que, las palabras llegan a nosotros o se van según las necesitemos. A veces juegan con nosotros y se esconden cuando más las necesitamos; también, a veces, hacen lo contrario y se presentan en el momento menos oportuno.


No hace mucho llegó a mis manos el último disco de Cecilia Toussaint titulado ‘Acoso Textual’. El disco recopila canciones del composito mexicano Jaime López (para mí uno de los mejores en la actualidad) y, desde que lo escuché, sus palabras no han dejado de acosarme. A cada vuelta al disco escucho las canciones como si fuera la primera vez, encontrando matices distintos en las metáforas.

La interpretación pródiga de Toussaint refuerza los versos de Jaime que retumban en la fibra de mi piel. Lo mismo siento el amor que llega, que la conversación prendida mientras Dios está en el infierno. ‘Acoso Textual’ no permite que nos quedemos con la mirada perdida silbando un 1950.


Hoy les dejo esta canción que, en lo particular, es ahora mi ‘acoso textual’ justo en un mundo donde los Dioses han dejado de existir para convertirse en ídolos tan eternos como efímeros. Espero les agrade.



2 comentarios:

psycho_goku dijo...

como siempre muy interesante su blog profesora hace tiempo q no paso por aca...se extrañan sus clases jajajjajaj...el acoso textual ummm me parece interesante pero este solo se da en las canciones o puede ser en un escrito supongo verdad...esas palabras no solo son letras,no es sificiente escrinir en contra de algo si no vivir en contra de algo...
saludos maestra, por cierto me debe una foto de la obra de teatro de el semestre pasado eeee....

La Insomne dijo...

¡Ey! Me alegra mucho verlo por acá Don Goku.

Y bueno, el acoso textual creo que está hasta en las palabras que no decimos, en las que no existen, en las que nunca imaginaríamos...

Buena Vibra

(mándame un mailito para enviarte la foto de vuelta ;)