viernes, 31 de diciembre de 2010

Despidamos al 2010

En la vida, las cosas pueden terminar siempre de maneras distintas pues la gama de posibilidades que nos ofrecen los encuentros es infinita.

Yo agradezco, en este 2010, la infinidad de posibilidades que tuve para elegir. No sé si todas mis elecciones fueron las correctas, incluso, no sé si ya todas esas acciones han tenido su consecuencia final (ya lo veré en 2011). Lo que sí sé es que este año no fue tan mal como a veces pensé que habría sido: me trajo nuevas oportunidades para crecer; seguí haciendo camino; he podido reinventarme y, sobre todo, conocerme más; nuevas personas (ahora muy queridas) llegaron a mi vida y otras tantas se marcharon en el momento justo en el que tenía que ser; me he deprimido hasta los huesos y me he alegrado hasta explotar; mi corazón ha latido hasta sentir que no podría estar adentro un segundo más y también ha logrado la calma precisa para parecer muerta. 2010 ha sido un año de contrastes necesarios.


Tras en forzoso recuento, estoy segura de que en el 2011 seguiré luchando contra comerme las uñas, mi temor por las arañas y no dejar reguero de libros ni que se junten las tazas de café en mi habitación y, por supuesto, fracasaré porque todo eso está tan arraigado en mí que saldría en mi perfil genético.


Sin embargo, segura estoy también, que hacia el final del 2011 (si todavía sigo viva) tendré cosas nuevas que contar y me alegrará mucho que tú, que estás leyendo esto, sigas formando parte de mi vida y de la persona que soy.


Es por eso que quiero cerrar el año regalándote estas dos fotocomposiciones que formé con unas fotografías que tomé algunos meses atrás: dos posibilidades distintas para que plasme cada quien la historia de vida de su elección.

Así debe ser el año venidero.



"Posibilidades" Fotocomposición digital
Sarai Robledo 2010



***************Feliz 2011***************

6 comentarios:

Alisma dijo...

Y, desde lo más profundo, deseo que este 2011 nos lleve a vivir esa segunda composición.

Un abrazo, mi querida insomne, un gran gran abrazo,
Alisma ;)

La Insomne dijo...

QUERIDA ALISMA: Me gusta tu elección. Se nos tiene que dar el vivir lo que cada uno de nosotros queremos. Tiene que ser así.

Que el 2011 nos traiga repetir la tarde de bonita plática y más trabajo literario en equipo =D

Te mando también abrazo enorme y viajero al norte del país.

Anónimo dijo...

Así como la vida misma se marcha,
siempre tenemos sombras que recuerdan el pasar de muchas otras.
Alientos que nos difaman, y una sonrisa que aunque irónica
siempre ha de ser de mi elección.
Sí, difícil fue decirle adiós, púes en él pude experimentar grandes cambios, enfrentar el amor como un sólido recuerdo, y a la angustia de forma permanente.
Sólo queda, agradecer a este cálido
momento, que sangriento, permaneció en nosotros.
Ahora demos marcha suelta a este nuevo ciclo,
que amenaza con ser injusto, que dolece de destino y que marchita de cariño!.

FELIZ AÑO!!.

La Insomne dijo...

ANÓNIMO(A): A esas sombras yo las llamo tatuajes. Sí, esos que nos van dejando las personas que pasan por nuestras vidas. Palabras, frases, manías, costumbres...cosas que, sin darnos cuenta, en algún momento salen a flote.

Sí, 'alientos que nos difaman'. Feliz año para ti también.

Anónimo dijo...

La foto composición ilustra la vida. A veces estamos, otras veces tenemos que volar.
Gracias por el regalo.
@La_Extranjera

psycho_goku dijo...

ummm...
esta vida es ciclica como todo tiene errores o aciertos lo que importa es que tanto afecta en tu mundo esas acciones¡¡¡ feliz 2011 buenas album creo q dentro de ellas hay varias conclusiones q sacar dependiendo el punto d evista de cada quien....y pues tarde pero aqui estoy maestra¡¡