domingo, 25 de julio de 2010

Noche Insomne. Error de Palabra. Noche Insomne (2a Parte)

(Aquí iba una introducción que, tras releerla, me pareció mala e innecesaria y decidí compensarles la falta con un bonito enlace al final de este post)

Programación…

Recuerdo que, independientemente del temor natural de un niño a los regaños de sus papás, yo no le tenía miedo a nada. Bueno, a nada que no tuviera un fundamento real como para temerle.

Cuando tenía 7 años me llevaron a clases de catecismo y fue entonces que comencé una reprogramación brutal en la que yo me sentía culpable hasta de sentir que me chocaba mi mamá cuando me obligaba a comer algo que no me gustaba o cuando mi papá me ponía a repetir las tablas de multiplicar. Todo era malo y castigable a los ojos de Dios.

Durante esas clases nos llevaron a visitar iglesias y a convivios en conventos donde las imágenes de mártires y santos sufriendo me llenaban de pesadillas.

—¿Por qué está Jesús (Dios) crucificado? —recuerdo que pregunté alguna vez a mi catequista. —Por culpa de nuestros pecados y, cada vez que tú haces algo malo, los clavos se le entierran más y el dolor que siente es más fuerte— contestó ella sin piedad. Desde entonces, yo sufría mucho pensando en que cada vez que hacía ‘algo malo’ como perder 3 sacapuntas en una semana, Jesucristo (Dios) sufría más y más. ¿Quién puede soportar tanto sufrimiento?


Crisis…

En mi época de adolescencia, como corresponde, todo esto cayó en crisis y entonces me enojé con Jesús (Dios) por no hacer nada para aminorar su dolor o por lo menos el nuestro. A ratos me reconciliaba con él y hacía caso a mis tíos e iba a los retiros o las jornadas en las que prometia ser la persona más buena del mundo, pero al final de todo me chocaba pensar en Dios (Jesús) como esa figura del hombre clavado en una cruz.

Reprogramación…

Tras el sacudimiento preparatoriano, que es cuando lees todas esas cosas maravillosas que nunca imaginaste, terminé por prohibirme pensar en Dios (Jesús) porque siempre venía a mi mente la imagen de Jesús (Dios) y porque, ya para ese entonces, pensaba que Dios (todavía Jesús en mi mente) no tenía que ser necesariamente eso, Jesús.

Años después, durante la universidad, entré a tomar clases de caligrafía árabe y ahí conocí a una mujer marroquí que me estuvo hablando de su religión, el Islam. Luego, como cultura general, comencé a asistir a lecturas del Corán y actividades propias de y descubrí algo que en ese momento me significó mucho: Allah.

Allah es igual a Dios (-) para los musulmanes. Lo fascinante es que cada vez que nombraban a Allah, yo podía pensar en un Dios (-) sin rostro y sin forma. Es decir, me había liberado de esa dualidad Dios es igual a hombre clavado en una cruz.

Luego dejé de ir a las lecturas del Corán, mi amiga marroquí se fue a vivir al Cairo y yo me declaré agnóstica; sin embargo, cuando lo que queda de mi educación religiosa sale a flote para encomendar algo a Dios (-), mi boca pronuncia Allah, así, sin rostro y sin forma.

Kill is kiss…again...*

No cabe duda, las palabras nos determinan.

* A fin de cuentas, tras una plática medio babosa con un buen amigo (que es muy inteligente, pero igualmente baboso que yo), llegué a la conclusión (también babosa) de que, si dicen que Dios nos hizo a semejanza de él, entonces, al menos en mi caso, Dios es mujer. Así que terminé diciendo: ¡Oh por Diosa!

(Aquí el bonito enlace prometido: una dosis de Alberto Montt)

4 comentarios:

Miguel Trevicharmed Tomoyo Tsunade dijo...

ay maestra yo tambien e tenido un proceso semejante a este (aunque apenas voy en la prepa ji) y espero no sea tedioso para usted oir mi version de los hechos jajaja xD.

A mi de chikito como toda persona inculcada a la religion católica me decian "se feliz por que dios te ama" y yo en cierta forma me sentia feliz.
al entrar a la iglesia y ver a cristo crucificado preguntaba el por que estaba asi y me decian "es que cristo te ama"... y yo asi de:O!!!!!! pues si me ama pero no tiene por que andar sufriendo

almenos a mi fue una culpita x asi decirlo que tenia

en la primaria fue lo mismo... solo que descubri a otros seres santos... "las virgenes" y al verlas con caras tiernas y dulces me empece a inclinar x ellas por que ella siguieron a cristo... cristo me ama... asi que ellas tambien me aman, y esto me hacia feliz por que no tenia rostros sangrantes si no miradas llenas de consuelo.

En el catesismo ay recuerdo bien esos meses... mi catesista a mi edad de 9 años me dijo que los reyes magos no existian.. gran impacto para un niño a esa edad que siempre esperaba a los reyes magos je... tanto que hasta chille xD... Le exprese a mi catequista mi apego mas a las santas que al mismo jesucristo y me tacho de ereje ji, pero aunque a esas edad y todavia el que un adulto me regañara o mis cosas le llegaran a molestar me hacia sentir mal, fue la unica excepcion en mis años de vida.

Asi que para mi... la religion catolica son la virgenes, aquellas que demuestran ternura y compasion a todo a los que buscan refugio en ellas.

No quiero decir con esto que menos precie a cristo, solo que creo que decir que alguien muere por ti a una corta edad.... no es algo etico ji

gracias por leerme maestra!!! y como siempre un muy lindos post!!!!

saludos!!!

Rax dijo...

Hìjole... qué horrible afán del cristianismo de clavarnos en la culpa como los clavos en Jesús.

uff. Pero es maravilloso cuando se da uno cuenta de que no es a jueras.

Gracias por su texto, me gustó mucho!

Ly dijo...

Sara, cada vez me parecen más extraordinarias tus vivencias y las conclusiones que sacas de ellas. Sabes, a mí todavía me dan miedo los santos de las iglesias y el mismo Cristo crucificado.

Anónimo dijo...

Debemos pensar que aunque recuerdos
que renacen, nunca sobran...
Esperamos encontrar de nuevo ese camino...
aunque muchos tachen de hereje, tratando de ocultar pensamientos con indulgencias...
debo confesar que a través de los años reafirmamos pensamientos trunco en sabor, que alimentan el alma de muchos, y destruyen gritos de otros, que al clamor de la nostalgia cobran vida sin sentido...
Sin importar cual sea el resultado, debemos comprender que se elevan centenares de razones sin sentido alguno a algo mejor...
nítido, claro o sincero recordaremos aquello
sin censura...
sin límites...
sin vida...

:L&F: