lunes, 10 de octubre de 2011

#30libros- Día 10

DÍA 10. Uno con una pésima versión cinematográfica: Soy Leyenda de Richard Matheson.

¿El argumento? Interesante: el último hombre sobre la Tierra en un mundo totalmente vampirizado.

Richard Matheson publicó “Soy leyenda” en 1954 y leerlo poco más de medio siglo después sigue siendo una delicia.

En el libro,
Robert Neville es el único sobreviviente de una pandemia que, contrario a lo que pudiera pensarse, no convierte a la gente en zombi sino en vampiro. A lo largo del texto, Robert relata a manera de diario lo que hace para “sobrevivir”.

Leer “Soy leyenda” es una experiencia única. Todavía recuerdo la primera vez que lo hice y se me enchina la piel al recordar ciertas vivencias de Neville que me hicieron preguntarme cosas como el futuro de la humanidad (y no me refiero a cuestiones ecológicas o preocupaciones Holliwoodenses).

Este libro también ha tenido varias adaptaciones y giños televisivos (como un capítulo de los Simpsons). El 1964, el maestro del horror, Vincent Price, encarnó al Dr. Robert Morgan (Neville) en una adaptación muy buena (que no excelente).

Posteriormente, a principios de los 70 apareció “The Omegaman”, protagonizada por Charlton Heston. Una adaptación totalmente alejada de la trama del libro (tanto, que ni siquiera aparece la figura del vampiro) pero que vale la pena ver.

No obstante, la adaptación a la que me refiero en el meme, es a la realizada por Francis Lawrence y protagonizada por Will Smith. Jamás había terminado más enojada que en esta ocasión.

Sé que Will Smith es el actor del momento y que se puso musculoso, pero en nada tiene que ver con el físico que se describe en el libro (vaya, el protagonista es caucásico). Los vampiros están más cerca de ser zombis que esa figura mítica a la que describe Matheson de manera muy interesante y cuyas acciones de Neville están sostenidas en ese hecho.

La película se centra más en lo que hace Will Smith para sobrevivir según la visión del director (efectos especiales y demás), que en los aspectos realmente escalofriantes del libro en los que se ponía en juego la supervivencia de la humanidad, el desapego emocional, el motivo de seguir o no vivo, la creación de una nueva raza humana, etc.

Al final, como la mayoría de las películas de Hollywood, el protagonista encuentra la cura y fin del problema. No. Richar Matheson plantea un paso más allá para la resolución de la historia y, he de decirlo, mucho más interesante. ¿Quieres conocerla? Acude al libro.


2 comentarios:

Victor D. Oz dijo...

Me parece excelente !!! me ha llamado mucho la atención el libro... perfecto para estas vacaciones. Muchas gracias por la recomendación. :)

La Insomne dijo...

¡Qué bueno que te ha llamado la atención! Créeme, no te arrepentirás.